miércoles, 12 de noviembre de 2008

Hola, me presento. Soy Escritora.

Hola. Mi nombre es Sandra y me gusta escribir.
En 2001 me enamoré locamente de un personaje de una novela y... la única manera de satisfacer mi locura fue introducirme yo misma en su historia, volverme yo también un personaje y llegar a él. ¡Qué locura! ¿No? Y sin embargo...
Bien. Entre 2001 y 2004 escribí ocho novelas en español, y la mitad de ellas las traduje al inglés, solo para prolongar el placer de escribir. Una saga muy compleja y completa. Y cuando terminé... Me invadió el deseo de ver las novelas publicadas.
En el mercado anglosajón, la publicación se realiza a través de agentes literarios, de manera que por consejo de las primeras editoriales que contacté, me lancé a la búsqueda de alguna que quisiera promover mi trabajo. Y entre tanto... seguía escribiendo.
Uno de los personajes que encontré tiene particular relevancia, y es el que me impulsa a iniciar y llevar este blog. Y ese es el caso que quisiera comentar.
Encontré en una página editorial, una herramienta útil: una guía de agentes y editores (en inglés) en http://www.publishermarketplace.com/ Muy buena guía, pero no investigan a sus agentes. Si uno desea saber quién es quién, (y habla inglés) debería recurrir a Editors&Preditors, una página en el sitio de http://www.anotherrealm.com/ , donde tienen una amplia base de datos acerca del desempeño de los agentes y editores del mercado anglosajón.
Entre los agentes, y después de mucha búsqueda, encontré uno que no me rechazó. No menciono su nombre ya que no deseo enfrentar una demanda por difamación, pero por lo que se esta persona está siendo investigada por el FBI (por estafa) y está denunciado en varios foros. Eso me evitó caer en la trampa.
La historia fue así. Lo contacté y le ofrecí mi material. Me pidieron una muestra (3 capítulos es lo usual). Envié la muestra, y luego de un tiempo prudencial, me dijeron que era buena y que estaban interesados. ¿Y quién no quiere escuchar eso?
Me enviaron un contrato por el cual si yo pagaba U$S 137 ellos creaban una página web para mi en la cual promocionarían mi material, y lo editarían para mí por el habitual 10%. Por suerte yo no tengo U$S 137 porque estaba dispuesta a pedir el préstamo que fuera con tal de ver mi novela en papel. Antes de hacerlo, hice una búsqueda y me enteré de la cruda realidad. Nadie había leído mi novela en realidad. Estaba a punto de ser estafada. Me guardé los sueños en el bolsillo y seguí escribiendo. Y buscando un agente. Y buscando otros medios de hacer conocer mi trabajo.
Creo que no soy la única. Creo que no estoy sola en esto. He encontrado algunos recursos interesantes, y pienso que sería interesante compartirlos. Tal vez tú, lector, eres también escritor, y tienes algún otro recurso que yo no tengo. Tal vez tienes el mismo problema que yo, que las editoriales no quieren publicar lo que tú quieres escribir. (Yo escribo fantasía en un país en donde las editoriales solo publican novela histórica o entrevistas periodísticas). O tal vez en tu país, como en el mío, no se trabaja con agentes literarios, y no sabes qué hacer.
Creo que podemos intentar algo juntos, si somos muchos. Creo que lo que este señor prometía y no hacía, tal vez podamos hacerlo nosotros, en serio y de buena fe. Yo sigo a la búsqueda de opciones. Y mientras tanto... ¿por qué no continuar juntos en esta aventura de escribir?
Te invito a vivirla conmigo.

Contacto: eldesvan2009@yahoo.es (es la Regalería virtual)

1 comentario:

Hernan dijo...

Hola, soy escritor también, y me gustaría entender tu idea para poder ayudar a los demás, quizá nunca volviste a ver este blog pero la idea me pareció bastante original y sin lugar a dudas algo que podría volverse realidad, quizá ya lo lograste, pero me encantaría tener repuesta de ti.

Por otro lado, te saludo y te felicito por tu trabajo, ocho novelas, no se si al final las editaste y las publicaste pero en algún momento me gustaría saber de ti.

Me despido con una frase, "No te rindas."